CLASES

Pilates es una excelente opción para mejorar la postura, prevenir o tratar lesiones, conseguir y mantener un buen balance muscular, desarrollar fuerza y resistencia y mantenerse en forma.

 

¿Quiénes pueden practicar este Método de ejercicio?

Es ideal para cualquier persona, desde niños a partir de aproximadamente 8 años hasta personas mayores, pacientes que han necesitado rehabilitación, mujeres embarazadas, pasando por deportistas profesionales o bailarines, sin importar la edad ni la forma física, ya que cada persona trabaja a su nivel y cubriendo sus necesidades.

 

1

4

2

3

Algunos de los beneficios de las clases de STOTT PILATES® son:

• Aumenta la concentración y el autoconocimiento del cuerpo. Al realizar un entrenamiento consciente, vamos adquiriendo una conexión mente-cuerpo que podemos utilizar en nuestro día a día, también educando el control y la concentración mental.

• Corrige la  postura. Comenzamos estabilizando la región lumbopélvica y luego toda la columna, respetando o estimulando sus curvas naturales.

• Incrementa la estabilidad y movilidad articular. Por ello no está contraindicado en personas con problemas articulares (artrosis, artritis…) o que han sufrido alguna lesión articular o de la columna (hernias discales, protusiones, etc).

• Previene lesiones. Al mejorar el tono muscular previene las lesiones producidas por impacto articular que suelen ocasionar problemas de rodillas, o de ciertos deportes (golf, tenis, esquí, etc.) que trabajan el cuerpo de forma asimétrica y pueden provocar lesiones a nivel lumbar.

• Desarrolla fuerza y resistencia muscular. Con un trabajo constante y progresivo la musculatura va adquiriendo más fuerza sin realizar esfuerzos excesivos. Así equilibramos el tono muscular general, ya que solemos tener algunos músculos bastante desarrollados y fuertes y otros bastante débiles.

• Aumenta la flexibilidad. No descuidamos el trabajo excéntrico de la musculatura, haciendo que sea más alargada a la vez que fuerte y alineada.

• Mejora la coordinación y el equilibrio. Los ejercicios nos ayudan a tomar conciencia de nuestros movimientos y el equilibrio mejora al trabajar desde el centro del cuerpo.

• Mejora la circulación y reduce tensiones innecesarias. Combinando los ejercicios con una respiración consciente y profunda, no solo conseguimos una mejor oxigenación de la sangre y por tanto una mejor regeneración celular, sino que además preparamos la musculatura para el ejercicio y evitamos tensar zonas que no han de trabajar.

• Aumenta la autoestima. Se ha comprobado que el método Pilates produce importantes cambios a nivel corporal (mayor resistencia física, reduce dolores, estiliza la figura, da mayor elasticidad y agilidad, etc.), lo que conlleva una gran satisfacción personal. Es sabido que realizar ejercicio segrega endorfinas (la hormona de la felicidad, de gran ayuda en casos como la depresión).

• Mejora el entrenamiento en Danza y en deportes (golf, patinaje, atletas de alto rendimiento, etc.) Preparamos las articulaciones y la musculatura para el esfuerzo requerido.

 

 

El método de STOTT PILATES® se enfoca en 5 principios básicos:

 

• Respiración

• Estabilización lumbo-pélvica

• Posición de la caja torácica

• Posición y movilidad escapular

• Posición de la cabeza y columna cervical

 

Respetando estos principios básicos nos aseguramos la seguridad y el cuidado del cuerpo durante el entrenamiento, generando consciencia de la colocación del cuerpo, de cómo estabilizarlo y  moverlo, dando una sensación general de bienestar en todo el cuerpo y la mente.

“EL MÉTODO DEBE ADAPTARSE A LA PERSONA Y NO LA PERSONA AL MÉTODO”

Las clases pueden ser grupales o individuales. Las grupales tienen un Cupo máximo de 6 personas.

Se combina el trabajo de Pilates Mat con diferentes elementos como mini balls, bandas elásticas, foam rollers, toning balls, stability balls, etc., y con otras técnicas como Barre à Terre, elongación, elementos de Danza, Pilates Reformer, y próximamente con Cadillac y Torres, Chair y Ladder Barrel.